La universidad César Vallejo se convierte en la número 72 en ser licenciada por Sunedu. | Fuente: Andina

La Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU) ha otorgado a la Universidad César Vallejo (UCV) la licencia institucional, luego de verificar el cumplimiento de las Condiciones Básicas de Calidad (CBC) establecidas en la Ley Universitaria. La autorización emitida tiene validez de 6 años.

La universidad fundadada por el excandidato presidencial César Acuña se convierte así en la número 72 en lograr el licencimiento de SUNEDU. La licencia otorgada a la universidad es consecuencia del proceso de mejora continua que la UCV inició luego de la promulgación de la Ley Universitaria, así como a la adecuación y alineamiento a los requerimientos técnicos planteados por la SUNEDU en el marco de lo previsto en el modelo de licenciamiento.

Sinceró su oferta académica

La UCV desistió de 39 programas de estudio (9 de pregrado, 21 maestrías, 2 doctorados y 7 segundas especialidades). Con esto, pasó de ofrecer 118 programas a 79. Asimismo, la universidad desistió de ofertar el servicio educativo universitario en cinco filiales. Además, la universidad incrementó el número de docentes calificados.

Al semestre 2018-II el porcentaje de docentes a tiempo completo alcanzó el 36%, frente al 26% que tenía cuando inició el procedimiento de evaluación para el licenciamiento. Asimismo, el porcentaje de docentes que cuentan con grado de maestro o doctor también ha aumentado, de 50% al 68 % para el primer grupo y de 16% a 22% en el caso de docentes con doctorado. A su vez, el porcentaje de profesores con grado de bachiller se ha reducido a 10%, y todos se encuentran en proceso de adecuación, es decir, están en proceso de obtener el grado de magister.

La UCV desistió de 39 programas de estudio (9 de pregrado, 21 maestrías, 2 doctorados y 7 segundas especialidades). Con esto, pasó de ofrecer 118 programas a 79. | Fuente: Universidad César Vallejo


Requerimientos y recomendaciones

Con la finalidad de mantener las Condiciones Básicas de Calidad (CBC) y procurar la mejora continua, la SUNEDU ha requerido que la UCV presente evidencia documentada de la implementación de sus nuevas políticas de pago de dividendos y de la prohibición de préstamos a accionistas. Asimismo, deberá documentar la ejecución del presupuesto de inversión, en línea con su política de invertir el 70% de sus utilidades generada en la mejora de la calidad del servicio educativo.

Durante los próximos cuatro años, la UCV deberá presentar a la Dirección de Licenciamiento de la SUNEDU los Estados Financieros auditados correspondientes al ejercicio financiero inmediato anterior de la universidad y un anexo con el Estado de Resultados, por sede y filial, a fin de corroborar su sostenibilidad.

A fin de contribuir con la mejora de la calidad del servicio educativo, la UCV también deberá presentar evidencia documentada de la implementación de mecanismos que hayan permitido la mejora continua del proceso de admisión, del proceso formativo, del cuerpo docente y del seguimiento a los egresados en los programas declarados bajo la modalidad semipresencial. Asimismo, deberá mantener informada a la SUNEDU sobre acciones orientadas a fortalecer el proceso de admisión de sus programas de doctorado, con el objetivo de que los estudiantes de este nivel tengan competencias certificadas y produzcan publicaciones de impacto.

Finalmente, la SUNEDU ha recomendado a la universidad que revise la conformación de su directorio y evalúe la posibilidad de que se sumen a él directores independientes. Esto, con la finalidad de contar con un órgano de gobierno integrado por personas que cuenten con independencia económica y con especialidades y competencias que garanticen la pluralidad de enfoques y opiniones, lo redundará en un mejor gobierno de la universidad.

A la fecha, la SUNEDU ha concluido la evaluación de más de la mitad de las 145 universidades que solicitaron el licenciamiento institucional. Con la UCV y la Universidad Privada de Huancayo Franklin Roosevelt –que también ha obtenido su licenciamiento este miércoles– ya son 73 las casas de estudio que han superado satisfactoriamente el proceso y obtenido autorizaciones con duraciones que van desde los seis hasta los diez años, mientras que se ha denegado la licencia a ocho casas de estudio, las mismas que han entrado en un proceso progresivo de cese de actividades. El proceso de evaluación de las universidades continuará durante todo el año 2019.

¿Qué opinas?