El vicario general de la arquidiócesis del Cusco, monseñor Israel Condorhuamán, presidió la misa de fiesta por el día de San Pedro y San Pablo, en la basílica Catedral con participación de las autoridades y feligreses.

Durante la homilía el prelado sostuvo “la Iglesia es de Dios, él quiso dejar en la tierra a un representante suyo, un hombre de carne y hueso para dirigirla, y él, es ahora el Papa Francisco”.

 “Creo que es deber de todo buen cristiano querer y respetar su trabajo, como un signo de unidad

Monseñor Israel Condorhuamán, solicitó a la población rezar por el Papa Francisco y convocó a la  generosidad del pueblo cusqueño,  con el fin de que pueda colaborar con el óbolo de San Pedro, para las obras sociales en favor de los pobres que lleva el adelante el Vaticano.

Se informa, que el arzobispo del Cusco, monseñor Richard Alarcón Urrutia, viajó a Roma con el fin de recibir del Papa Francisco, el Palio Arzobispal en ceremonia anual que se efectúa con la participación de sus homólogos que asumieron recientemente funciones.

Lea más noticias de la región Cusco