Obispo emérito pide diálogo en conflicto por Chinecas

Monseñor Luis Bambarén se pronunció en contra del posible desalojo de los invasores de las tierras del proyecto irrigador.
Monseñor dice que un desalojo puede ser violento. | Fuente: Grupo RPP | Fotógrafo: Internet

A través de una carta publicada en la red social Facebook, el obispo emérito de Chimbote, monseñor Luis Bambarén Gastelumendi hizo un llamado al diálogo y se pronunció en  contra del posible desalojo de los invasores de las tierras del Proyecto Especial Chinecas.

Bambarén invitó a las autoridades municipales y regionales a evitar el desalojo, pues según dijo, sería muy violento y traería consigo dolor de muertos, heridos y destrucción. “¿Para qué? para que siga siendo un desierto regado no con agua sino esta vez con sangre?”, expresó.

Asimismo expresó su solidaridad con las más de 30 mil familias instaladas en las tierras del proyecto irrigador y ante la posibilidad de ser retirados de la zona que ocupan, monseñor se preguntó ¿por qué se durmieron los responsables del proyecto tolerando que día a día llegarán más y más familias pobres para levantar sus muy humildes casitas?”, se preguntó

El obispo emérito también, expresó que los centros educativos y obras sociales promovidas por la organización Mato Grosso, ubicadas en este sector, merecen apoyo y respeto porque benefician a niños pobres que son los más débiles e indefensos de la sociedad.

Monseñor manifestó que confía en que se dé una solución justa y pacífica a este conflicto.

¿Qué opinas?