La comerciante fue intervernida por los serenos de Miraflores. | Fuente: Cortesía

Una comerciante ambulante terminó con el brazo quemado al intentar evitar que los serenos de la Municipalidad de Miraflores, en Arequipa, le quiten su carrito en el que vendía huevos de codorniz.

Según Adaluz Antachoque, seis policías municipales le arrebataron su herramienta de trabajo cuando ella transitaba por la feria El Altiplano. La mujer se trepó a la camioneta, pero la unidad de los funcionarios arrancó provocando que el agua caliente, que estaba en el carrito, le caiga en el brazo derecho. Antachoque denunció que ningún funcionario la auxilió.

Por ese motivo, un grupo de ambulantes protestó en los exteriores de la Municipalidad hasta que el propio alcalde Luis Aguirre los invitó a ingresar a la sede de la entidad edilicia para que la víctima cuente su versión. En la reunión los comerciantes pedieron que se sancione a los responsables.

Al respecto, el alcalde Luis Aguirre anunció la creación de una comisión investigadora para esclarecer los hechos. Además, se comprometió a devolver la mercadería a Antachoque.

¿Qué opinas?