Arequipa
La municipalidad reguló el horario de servicio del transporte público de cinco a nueve de la mañana y de cuatro de la tarde a nueve de la noche. | Fuente: RPP/Arequipa

Personas sin mascarillas y sin guardar el metro de distancia se aglomeraron en el cercado de Arequipa en el primer día de habilitación de actividades y del transporte público. Los alrededores del mercado San Camilo colapsaron por la gran cantidad de personas que acudieron a realizar compras sin cumplir las medidas de prevención para evitar más contagios de la COVID-19.

Los autos generaron congestión en las calles Piérola y Tristan donde no había presencia policial para controlar a los conductores y pasajeros. La Municipalidad Provincial autorizó que los taxis circulen según el último dígito de su placa de rodaje y que el 20% de empresas de servicio público vuelvan a trabajar.

Aldo Mayta, trabajador del Banco de la Nación, expresó su preocupación luego de ver que niños y ancianos salieron con normalidad pese a que el estado de emergencia y la cuarentena se ampliaron hasta el 30 de junio.

“Hay bastante aglomeración en los distintos bancos, también en los mercados. Esto es un riesgo porque las personas podrían contagiarse con mayor facilidad”, manifestó.

Algunos negocios de vestimenta, calzado y electrodomésticos atendieron a puertas semiabiertas.

El subgerente de transporte de la Municipalidad Provincial de Arequipa, Juan Carlos Callacondo, informó que esta mañana circularon alrededor de 250 buses y que en los próximos días 7 mil taxis volverán a la ciudad.