Carlos Quispe, viceministro de Hidrocarburos de Bolivia, participó en el Foro Perú Energía desarrollado en Arequipa. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Pablo Rojas

El viceministro de Planificación y Desarrollo Hidrocarburífero de Bolivia, Carlos Quispe, anunció que existe el interés de suministrar gas al sur peruano, como un principio de reciprocidad y solidaridad con los países hermanos.

“Nosotros tenemos recursos y sabemos que en el sur del Perú no existe el abastecimiento, por lo que nosotros podemos cubrir esa demanda”, comentó el funcionario boliviano, en un evento sobre energía en Arequipa.

Adelantó que existen negociaciones con la empresa Kallpa Generación S.A. y Engie Energía Perú (empresas que tienen las plantas del nodo energética del sur en Mollendo e Ilo), para la compra de gas boliviano que llegue a la costa sur del Perú para la producción de energía eléctrica.

De concretarse la propuesta, se construirá un gasoducto desde la ciudad de La Paz hasta Ilo, en la región Moquegua, donde además se instalará una planta de Gas Natural Licuado (GNL) para su exportación.

En dos semanas, funcionarios de ambas empresas, viajarán a la capital del país altiplánico para concretar el proyecto. La inversión sería asumida por la empresa estatal boliviana Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), y pasaría por las regiones de Puno, Moquegua y llegaría hasta la costa arequipeña.

La empresa, administrada por el gobierno de Bolivia, también participa en la licitación del proyecto: Masificación y distribución del gas natural por red de ductos en las regiones de Apurimac, Ayacucho, Huancavelica, Junín, Cusco, Puno y Ucayali.

Carlos Quispe explicó que el proyecto demandará una inversión aproximada de US$ 400 millones, concesionada por 32 años.

“Hemos desarrollado una estrategia de masificación de gas que consiste en construir la red primaria de los ductos, la red secundaria y las instalaciones internas”, dijo el funcionario boliviano.

Agregó que en el 2005, cuando Evo Morales llegó a la presidencia de Bolivia, solo 40 mil familias tenían gas en sus viviendas, en la actualidad más de cuatro millones de personas cuentan en el servicio.

¿Qué opinas?