Luego de haber sido denunciado por su mujer, los ronderos lo ubicaron y capturaron para luego proceder al castigo. | Fuente: RPP Noticias

Cansada de recibir maltratos por parte de su esposo, una mujer no tuvo mejor remedio que denunciarlo ante los ronderos de Cajamarca, quienes, tras ubicarlo y llevarlo a su local central, lo castigaron con una tradicional binza, que consiste en tirar azotes al acusado. 

La mujer de 24 años denunció a su esposo, Wiliam Morocho Salazar (24) por haberla golpeado en reiteradas ocasiones, quien luego de su captura y tras reconocer su culpa, fue castigado no solo por los ronderos, sino también por la afectada.

"Si te duele, no me pegues; no me golpees, tus patadas, tus puñetes duelen”, dijo la mujer mientras azotaba a su marido.

Minutos después, Wiliam Salazar dijo estar arrepentido y pidió disculpas de rodillas a su esposa, y prometió nunca más volver a golpearla. 

Sepa más:
¿Qué opinas?