Gregorio Santos: El preso de la celda 106 que quiso ser presidente del Perú

"Si hubiese tenido la oportunidad del resto de candidatos, el contacto directo con la gente, estaría disputando los primeros lugares", contó Gregorio Santos a la agencia AFP.
Gregorio Santos lleva casi dos años en el penal Ancón I. | Fuente: Megavisioncanal45

Cuando la luz del día se lo permite, Gregorio Santos lee. Piketty y Vargas Llosa lo acompañan. Está preso hace casi dos años por malos manejos de fondos públicos. Pero como aún no hay sentencia se le permitió postular a la presidencia del Perú.

"Si hubiese tenido la oportunidad del resto de candidatos, el contacto directo con la gente, estaría disputando los primeros lugares", contaba Santos hace unos días a la agencia AFP. Pese a que está preso en la celda 106 del penal de máxima seguridad de Lima conocido como Piedras Gordas, no piensa que todo sea malo en su vida.

El líder de Cajamarca

En 2011, este hombre de 49 años y discurso encendido fue elegido presidente de la región de Cajamarca. Estando ya preso logró se reelegido en 2014, pero su situación legal no le permite ejercer el cargo, pero no perdió el apoyo de sus seguidores, que se juntaban en plazas para ver los videos que él mandaba para sus actividades de campaña. Como resultado, el conteo rápido de Ipsos le dio el 40.4% en su región.

"Cuando otros tienen que llevar a su candidato hasta las plazas, en mi caso es la gente que se reúne sin que yo esté presente", destacó el líder de Democracia Directa, que pudo participar presencialmente del debate del JNE del 3 de abril, mientras la fiscalía pide 24 años de prisión para él por supuestamente favorecer empresas en licitaciones de obras. "Hemos estado disputando los primeros lugares a pesar de las circunstancias", señal quien ocupa el sexto lugar de las preferencias.

Gregorio Santos fue reelegido presidente regional de Cajamarca en 2014 desde la cárcel. | Fuente: El Comercio

Campaña desde la celda

Con cinco hijos, Gregorio Santos recibe visitas contadas de la familia, y en estos últimos días de la prensa. En su cama lo acompañan Cinco esquinas de Mario Vargas Llosa y El Capital en el Siglo XXI del francés Thomas Piketty. Por las tardes juega futbolito en una loza de cemento rodeada de altos muros con cerco eléctrico y asegura que es admirador de Diego Maradona.

Como ex presidente regional de Cajamarca, logró paralizar en 2011 el proyecto minero Conga de la gigante Newmont, que preveía una inversión de unos 4.800 millones de dólares y se opuso a un modelo esencialmente minero.

Hoy para a su celda se necesario pasar por una faja de control de rayos X y al menos cinco rejas custodiadas por guardias. Por eso Santos recurre a las redes sociales Facebook y Twitter para mantenerse en contacto con el exterior. Sus mensajes los sube su familia. Durante una entrevista con la agencia AFP, dijo entre sollozos que Cajamarca "es como si te mencionaran a tu mamá".

El INPE permitió que Gregorio Santos participara del debate organizado por el JNE. | Fuente: RPP

El triunfo en Cajamarca no alcanzó

El encarcelado candidato presidencial arrasó en su región natal Cajamarca con un 40,4% de los votos, pese a que realizó su campaña tras las rejas, pero en el resultado nacional no alcanzó la valla electoral .

Superó en su territorio incluso a la líder de la primera vuelta, Keiko Fujimori que llegó a 29,3% en esta región, según el resultado del conteo rápido de votos al 100% de la firma Ipsos. Peso a los votos obtenidos en Cajamarca, quedó lejos del 5% necesario para que su agrupación, Democracia Directa, siga vigente como partido. Ahora sus aliados deberán salir a las calles para recolectar las firmas necesarias para recuperar su la inscripción. Gregorio Santos no podrá acompañarlos.

Con información de AFP

¿Qué opinas?