Multitudinaria marcha en Cajamarca. | Fuente: RPP / Armando Chilón

Cientos de ronderos pasearon por las calles de Cajamarca a Alejandro Herrera denominado el “Monstruo de Tual”, hombre que confesó asesinar y quemar a su nuera Edita Cueva y sus dos nietos de uno y cuatro años. Junto al asesino confeso fue paseado Vicente Cruz Terán, quien está involucrado en el crimen como cómplice del horrendo asesinato en el caserío de Tual.

Justicia popular

Los ronderos mantuvieron retenidos a los dos acusados del crimen desde hace un mes, durante ese tiempo le interrogaron y Herrera confesó el crimen. Luego lo pasearon por las rondas de las provincias de Cajamarca y finalmente este miércoles los entregaron a la Policía con una multitudinaria marcha. 

La entrega se realizó luego que el Poder Judicial dictó nueve meses de prisión para el asesino confeso Alejandro Herrera para su internamiento en el penal de Huacariz, mientras que el cómplice aún sigue en investigación.

La Policía resguardó el traslado de los acusados y mientras que eran paseados los las calles los vecinos le lanzaban huevos.

Multitudinaria marcha en Cajamarca.
Multitudinaria marcha en Cajamarca. | Fuente: RPP / Armando Chilón

Confiesa crimen

En el mes de junio, Edita Cueva y sus dos hijos desaparecieron. Luego de cinco meses Alejandro Herrera confesó el crimen tras ser interrogado por los ronderos. El hombre contó que mantenía una relación sentimental con su nuera y que la mato por celos, al enterarse que la mujer tenía otra relación. 

Herrera dijo que incineró los cuerpos en un descampado para no dejar huellas del crimen. Incluso cambio el piso de madera de su vivienda para no dejar restros del crimen. 

Los ronderos pidieron cadena perpetua para el asesino y que se investigue al complice que asesinato.