Personal de limpieza.
Mujeres que trabajan en el servicio de limpieza pública, hicieron un conmovedor llamado para evitar ser contagiadas con la COVID-19 | Fuente: RPP | Fotógrafo: Cortesía

Los 250 trabajadores de limpieza pública de Cusco salen a laborar desde las 4 de la madrugada y acompañados del intenso frío limpian la ciudad imperial.

Dos madres de familia, cuyos nombres mantenemos en reserva, compartieron con RPP Noticias el temor que sienten a diario pues a pesar del aislamiento social obligatorio, las malas acciones y conductas negativas de los ciudadanos no están en cuarentena. "Encontramos mascarillas en toda la avenida y a nosotras nos da miedo enfermarnos o contagiar a nuestras familias", señala una de ellas.

Ambas detallaron que la cantidad de residuos sólidos recogidos a diario no ha disminuido, por el contrario, ahora son las mascarillas y guantes desechables los que inundan la ciudad, sobre todo en calles y avenidas que ahora son ocupados por vendedores ambulantes.

"No boten la basura en las esquinas, el carro basurero pasa por las casas, ahora la gente bota por todas partes sus barbijos y guantes y nosotros debemos limpiar, estamos en riesgo", señaló una de las trabajadoras.

"Por favor sean conscientes, esta no es una enfermedad cualquiera, nosotros tenemos hijos, tenemos familia y llego a la casa con temor porque podría contagiarse...Muchos incluso no nos respetan, nos empujan, escupen en las calles", contó entre lágrimas una de las madres de familia.

La Municipalidad de Cusco entregó equipos de protección personal y hasta el momento ningún trabajador de limpieza pública dio positivo a la COVID-19; sin embargo el temor al contagio y la falta de respeto de algunos ciudadanos aún son evidentes en la ciudad imperial.