hospital Antonio Lorena
Las autoridades verifican las instalaciones del hospital Antonio Lorena, obra paralizada desde hace 9 años. | Fuente: RPP | Fotógrafo: GORE

La pandemia por la COVID-19 debeló la crisis del sistema de salud en la región imperial, esto generó que el Gobierno priorice la ejecución de hospitales temporales y la conclusión de obras paralizadas.

El presidente Martín Vizcarra llegó a Cusco y tras su arribo a la ciudad imperial inspeccionó la infraestructura del Hospital Antonio Lorena, además anunció la entrega de la obra, bajo la modalidad de gobierno a gobierno, en 17 meses.

Para el médico Jimmy Flores Zambrano, presidente del cuerpo médico del hospital el reciente anuncio podría ser “una luz”, ante la continua postergación del inicio de la obra que permanece paralizada desde hace 9 años por investigaciones de actos de corrupción que involucran a la brasilera OAS.

La obra se inició en 2013, con un presupuesto de S/ 292 millones, el avance de la obra no superó el 50 por ciento, sin embargo el gobierno regional desembolsó 180 millones por una obra que presenta rajaduras, hundimientos y zonas mal ejecutadas, señaló la congresista Matilde Fernández.

Otras obras de salud

Los hospitales temporales también fueron priorizados para la lucha contra el nuevo coronavirus, estos fueron ejecutados en Cusco ciudad con el hospital Regional, Sicuani y Quillabamba, en las provincias de Canchis y La Convención, respectivamente.

A esto se suma la ejecución de la denominada “Villa EsSalud”, un espacio que funcionará en territorio del hospital Adolfo Guevara Velasco, que servirá para la atención y recuperación de pacientes.

En lo que va de la pandemia, Cusco reporta 51 mil 526 casos confirmados de la COVID-19, de los cuales 978 personas fallecieron según el reporte de la Dirección Regional de Salud (DIRESA).