Calle del Medio, conecta la Plaza Mayor del Cusco con la plazoleta de Regocijo. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Noemy Mamani

Los regidores de la Municipalidad Provincial del Cusco, aprobaron en sesión de concejo una Ordenanza Municipal a través del cual se declaran las arterias del Centro Histórico, como rígidas y se prohíbe el estacionamiento de unidades vehículares particulares.

Los transportistas que no acaten la norma serán sancionados por infracción al Reglamento Nacional de Tránsito y sus unidades, internadas en el almacén municipal.

El informe fue confirmado por el gerente de Tránsito y Vialidad, Ismael Suta Soto, quien sostuvo que una vez que se publique la norma, se iniciará con una labor de sensibilización.

“Existen arterias que fueron declaradas, con anterioridad, como zonas rígidas, las mismas por falta de una normatividad específica, son mal utilizadas por los conductores, estamos hablando de Pavitos y Lechugal, donde funcionan terminales informales de servicio interprovincial de pasajeros”, dijo.

“Este mismo problema se observa en calles como Shapy, lugar que se ha convertido prácticamente en estacionamiento particular de buses  de turismo, trasgrediendo lo establecido por ley".

Por estas razones y con el fin de evitar un mayor  congestionamiento se hace necesario declarar como zona rigida, el centro histórico de la Ciudad Imperial del Cusco, agregó.

Ismael Suta, gerente de Tránsito y Vialidad, finalmente al ser consultado en torno al estacionamiento de unidades vehiculares de la comisaría del Cusco, en Shapy, dijo que “la disposición rige para todos, incluso para las instituciones públicas y privadas”.