Parejas cumplen sus promesas de llegar caminando a la tierra de La Mamita. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Caren Layza

Sin importar la intensidad del sol, cientos de peregrinos van hacia Otuzco en el Día del Alba, el primero de los días centrales de la festividad patronal en honor a la Inmaculada Virgen de la Puerta.

Desde amigos agrupados, personas solas, parejas de enamorados y esposos, hasta familias enteras, los fieles van caminando desde la salida de Trujillo, en el cruce de Laredo, por la carretera de acceso a la sierra liberteña. En total, recorren 72 kilómetros.

La fe puede verse y sentirse desde que, soportando los rayos solares y el calor de estos días, los devotos cumplen las promesas que hicieron a La Mamita por diversos motivos, principalmente, por la salud de quienes más aman, la unión familiar y trabajo.

La mayoría de peregrinos inicia su recorrido en la madrugada del 13 de diciembre y espera llegar al santuario de la Virgen de la Puerta por la noche o, en algunos casos, al día siguiente, haciendo paradas en los piquetes de apoyo.

Las carpas están instaladas en Shirán y en Loma del Viento. En estos lugares proveen agua, alimentos y asistencia médica a los fieles.