Tras la muerte de los taxistas, la Policía cercó la calle para evitar el paso de vehículos y transeúntes. | Fuente: Cortesía

En menos de 24 horas, dos taxistas murieron en sus vehículos, presuntamente víctimas de la COVID-19, cuando estaban frente a la comisaría El Alambre de Trujillo, ubicada a dos cuadras del Hospital Regional Docente, informó el jefe de la Región Policial de La Libertad, coronel Ewind Dávila.

El primer caso fue de un taxista de una empresa formal que trataba de llegar por la calle de la comisaría al hospital Regional. El hombre estacionó frente a la comisaría, bajó de su vehículo, al parecer para pedir ayuda, pero se desvaneció y falleció en plena calle.

Agentes de esa comisaría tuvieron que desviar el tránsito y evitar que personas pasen por el lugar.

Un segundo taxista corrió la misma suerte. Falleció frente a la misma comisaría al interior de su vehículo.

Personal de una funeraria, con todos los elementos de seguridad, llegó a levantar el cadáver para colocarlo en el ataúd.

Tras la muerte de los taxistas, se desinfectará la comisaría El Alambre y otras dependencias policiales.
Jefe de la Policía en La Libertad, coronel PNP Edwin Dávila
00:00

Desinfectarán comisaría

El coronel Dávila indicó que, tras estos lamentables sucesos, la comisaría El Alambre será desinfectada al igual que otras que dependencias policiales.

Finalmente, lamentó la muerte de otro policía que luchó para vencer a la COVID-19.

Agregó que, en estas circunstancias, la familia del suboficial no se queda desemparada y que, de acuerdo a ley, todos los policías víctimas de esta pandemia son ascendidos de manera póstuma.