Carlos Roberto Benites Carrera es tecladista y animador de su propia orquesta digital. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Caren Layza

Carlos Roberto Benites Carrera es un claro ejemplo de talento, perseverancia y progreso. Él nació sin el sentido de la vista y un accidente le impidió caminar; sin embargo, a sus 35 años cuenta con una orquesta digital que tiene contratos para diferentes eventos en todo Trujillo.

En el Día Nacional de las Personas con Capacidad, la historia de Carlos Roberto, se distingue de cualquiera. Su madre Felícita Carrera tuvo gemelos, uno de ellos invidente; sin embargo, desde pequeño desarrolló otras habilidades como la música y la lingüística.

A los 10 años se fracturó la pierna y poco a poco su cuerpo se fue degenerando hasta que no le quedó otra opción que usar una silla de ruedas. Pero eso no pudo contra él. Felícita cuenta que su principal preocupación era el acceso al estudio, el cual logró dominar con el sistema Braille. Señala que junto a su hermano gemelo, lograron salir adelante en la escuela.

Doña Felicita señala que incluso José Murgia, ex alcalde de Trujillo, quedó conmovido con las melodías de Carlos Roberto que hasta les cedió un terreno a su familia para que puedan vivir sin preocupaciones.

Con el paso del tiempo, los gemelos fundaron la orquesta digital Paul & Robert con el apoyo de su familia. El negocio, además, cuenta con alquiler de equipos de sonido. Su clientela es variada y ha crecido con el paso de los años. Carlos Roberto es el tecladista, animador y hasta el bromista de la orquesta.

Carlos Roberto es feliz y asegura la discapacidad nunca fue un problema, solo una dificultad más. Pide mejor trato y condiciones laborales para quienes no tienen todos sus sentidos ni pueden usar sus miembros. Asegura que todos tenemos una habilidad que nos hace diferentes, pero mejores. Como él, es un claro ejemplo.