Christian Cueva lloró tras perder un penal ante Dinamarca. | Fuente: Cortesía El Bocón

El hijo predilecto de Huamachuco, Christian Cueva, perdió un penal en el partido de Perú ante Dinamarca y generó el malestar de su tierra natal y de todo el país que vio en ese penal la oportunidad de adelantarse en el marcador.

Los huamachuquinos se emocionaron al ver las lágrimas de ''Cuevita' y, pese a la derrota, se mantienen firmes en el apoyo de la selección peruana.

A diferencia de encuentros pasados, esta vez no se colocaron pantallas gigantes en Huamachuco; sin embargo, algunos restaurantes sirvieron de punto de reunión de los hinchas para ver el mundial.

¿Qué opinas?