Familias esperan en las afueras de la morgue | Fuente: RPP | Fotógrafo: Oscar Sánchez

Identificación de víctimas mortales es complicada. Decenas de familiares esperan en las afueras de la morgue de Trujillo para poder recibir los cuerpos de sus parientes, sin embargo, los cuerpos calcinados impiden su reconocimiento.

Por tal motivo, personal de la morgue piden placas dentales para determinar su identificación.

Al respecto, el especialista de la Clínica San Pablo, César Fernández indicó que en estos casos, sólo quedan los odontogramas o pruebas de ADN.

Hasta el momento sólo dos víctimas fueron identificadas. José Carlos Merino Galarreta, quien sería conductor de la combi y Elena Vargas Paredes, de 54 años de edad.

Mientras tanto, los familiares recorren hospitales y otros centros médicos en busca de sus parientes.

Sepa más:
¿Qué opinas?