Las cámaras de videovigilancia captaron a tres hombres autores del robo. | Fuente: Cortesía

Una banda de delincuentes robó los equipos de la Estación Meteorológica de la quebrada San Ildefonso en el distrito El Porvenir, en Trujillo. La estación fue instalada el 2018 para monitorear los fenómenos climáticos como El Niño y La Niña.

El equipo meteorológico fue donado por la Cooperación Alemana (GIZ) y está valorizado en 24 mil dólares. Las imágenes del equipo eran enviadas en tiempo real a la Central de Monitoreo del Norte para la evaluación del clima. 

El ingeniero asesor del equipo por GIZ, Humberto Sandoval, contó a RPP Noticias que las cámaras de vigilancia captaron a tres personas, quienes serían los autores del robo.

"Han subido la montaña con las caras cubiertas y prácticamente han ido de frente a cortar la energía y los cables de la red. Podemos concluir que han estado subiendo en alguna oportunidad previa. Por las características de la ropa suponemos también que son mineros informales de las zona", señaló.

Sandoval, junto al personal de Defensa Civil del Gobierno Regional de La Libertad, de la Municipalidad Provincial de Trujillo y la Policía Nacional se trasladaron a la zona para conocer el detalle de lo sustraído.

equipos
Los equipos permiten monitorear y alertar de manera oportuna sobre la actividad en la quebrada. | Fuente: Cortesía

El especialista calificó este hecho como algo “muy dramático” porque después de casi dos años de investigación ininterrumpida se va a tener un corte y no van a poder continuar analizando cómo cambia el clima en la zona en el siguiente verano ni determinar cómo reacciona la montaña en esa época del año.

"No sabemos qué se han robado, lo más probable es que tras nuestro viaje podamos recuperar lo poco que está arriba”, dijo.

El ingeniero lamentó que este proyecto que busca prevenir los efectos de los fenómenos naturales y alertar de manera oportuna a la población, no haya recibido el apoyo de las autoridades para su seguridad.

El viaje hasta la quebrada toma de 30 a 40 minutos en camioneta, mientras que la subida a la montaña, donde fue instalado el equipo meteorológico, toma de 4 a 5 horas de camino.