Las provincias Trujillo, Virú y Ascope soportaron una lluvia continua que generó riachuelos y aniegos en calles y avenidas desde la madrugada de hoy. Esto a consecuencia de las nubes que son arrastradas desde la sierra.

Los más preocupados fueron los habitantes que viven en casas de esteras y plásticos en asentamientos humanos ubicados, por ejemplo, en los distritos trujillanos de El Porvenir y La Esperanza.

Los escolares en Ascope se vieron obligados usar paraguas para dirigirse a los colegios. Esto ocurrió en los distritos de Casa Grande, Chocope y Chicama. Pobladores advierten que peligran las viviendas construidas de adobe.

¿Qué opinas?