El trabajador fue desvinculado laboralmente por dormir durante su horario laboral. | Fuente: Morguefile | Fotógrafo: Referencial

Controversia a nivel nacional ha originado una decisión judicial -vía casación Laboral 13121-2017 La Libertad- de la Corte Suprema que da la razón a una empresa agroindustrial de La Libertad por despedir a un trabajador que se durmió durante su jornada laboral.

El caso sucedió en la empresa Casa Grande SAA, donde el trabajador, identificado como José Castillo Pereyra, fue desvinculado laboralmente por dormir durante su horario de trabajo, a pesar de encontrarse supervisando operaciones de diversas maquinarias.

Esto fue considerado como una falta grave por la empresa, porque -según argumentó- constituía una inobservancia a su Reglamento Interno de Trabajo, que calificaba este comportamiento como falta grave.

El trabajador solicitó su reposición por despido nulo, pues consideraba que había sido despedido por represalias por ser delegado sindical en paros organizados por el sindicato de la empresa.

Sin embargo, el supremo tribunal argumenta que no existieron indicios que otros trabajadores como él (delegados) hubieran recibido represalias en mérito al contexto de las actividades sindicales.

Además, se corroboró, por fotos presentadas durante el proceso, que el trabajador estaba en una postura de descanso con los ojos cerrados y lentes puestos, lo cual no era producto de gotas oculares, tal como lo señaló.

Sobre la falta grave referida al incumplimiento de las obligaciones de trabajo que supone el quebrantamiento de la buena fe laboral, el supremo tribunal concluyó que "se debe entender que el contenido estricto de esta falta reside en el incumplimiento del trabajador de las labores que tiene asignadas en la empresa, es decir, las “obligaciones de trabajo” cuyo incumplimiento se tipifica como falta grave".

¿Qué opinas?