El 60% de las personas que perdió su trabajo se vio obligado a generarse sus propios empleos.
El 60% de las personas que perdió su trabajo se vio obligado a generarse sus propios empleos. | Fuente: Cortesía: Luis Rodríguez

Más de 90 mil personas perdieron su trabajo por la emergencia del nuevo coronavirus, reveló el presidente de la Cámara de Comercio y Producción de Lambayeque, Carlos Burgos Montenegro.

Burgos detalló que al inicio de la emergencia un promedio de 150 mil personas perdieron repentinamente sus empleos y su actividad económica, básicamente de pequeños emprendimientos, cesó por la paralización de todas las actividades, pero con el pasar de los días, con la reinvención de nuevos negocios y la nueva normalidad, se logró recuperar en algo los ingresos de las familias, aunque no en la totalidad.

A estas alturas son 90 mil las personas que perdieron su empleo. Básicamente es el sector formal, las empresas, que al haber contraído su actividad llevaron a sus empleados a la suspensión perfecta de labores y otros suspendieron los contratos. Los rubros primarios como el comercio fueron los más afectados”, precisó.

Remarcó que este grupo de personas, al no tener ingresos, empezó a generarse su empleo y más del 60% colocaron negocios en sus casas para vender frutas, verduras, abarrotes, aprovechando el confinamiento y el cierre de muchos mercados.

“La gente se reinventó. Dando pie a nuevos negocios en todos los barrios, pero si bien esto ayudó a mantener sus economías faltó más apoyo de las municipalidades para respaldarlos y no presionarlos por temas de licencias”, agregó.

Comercio informal en la nueva normalidad

Resaltó que en estos más de 15 días de nueva normalidad y reactivación económica el problema más grave en Chiclayo es el comercio informal. Se estima que más de 20 mil ambulantes han salido a las calles y ocupan el centro de la ciudad y los alrededores del mercado modelo, para vender sus productos en la vía pública.

“En todas las avenidas hay comercio informal. Pero allí está el reto para las municipalidades para generar condiciones. La gente tiene que mantener a sus familias, pero con las condiciones de bioseguridad”, anotó.

Reconoció que muchos empresarios perdieron porque no estuvieron preparados para la virtualidad, la tecnología, el marketing y las ventas en línea, como sí lo hicieron las grandes cadenas comerciales.

“Esa fue nuestra debilidad. Se podría decir que la tecnología cogió a muchos empresarios con los pantalones abajo”, finalizó.

La Cámara de Comercio agrupa a mil 200 empresas adscritas, de un universo de 18 mil en toda la región Lambayeque.