Personas acuden para ser sanadas | Fuente: RPP | Fotógrafo: Paola Ly

Aunque no se tiene una cifra exacta de cuantas personas acuden para ser atendidas por los maestros o curanderos, ellos señalan que el número de pacientes se ha incrementado notablemente.

Según lo cuentan, las personas llegan a ellos buscando una cura a enfermedades que no son descubiertas por los médicos, en muchos de los casos, cuando han sido desaucidos.

“Llegan de todos los lugares, de todos los estatus sociales, queriendo recuperar su salud, pidiendo ser curados de enfermedades que muchas veces son causadas por la envidia”, señaló, Juan Antonio Santamaría Chapoñan, maestro con 22 años de experiencia en estas artes.

Pero, esta actividad no es solo de hombres, también hay maestras curanderas, quienes señalan que este oficio es muy sacrificado: “tengo 30 años dedicados al curanderismo, trabajo con hiervas y muchas veces encontrarlas es muy difícil. Somo pocas las mujeres que nos dedicamos a esta labor”, nos contó Ana Melendez, maestra que llegó desde Piura.

Reunidos en el Complejo Arqueológico de Túcume, los también llamados “chamanes”, ofrecieron un ritual de respeto al Cerro Purgatorio, lugar de un gran magnetismo y poder que los ayuda para la realización de sus ancestrales rituales. Asimismo, anunciaron el IV Congreso KONTUC, el cual espera reunir a un gran número de "curanderos" a nivel nacional.

Este evento se desarrollará en el Museo de Túcume del 26 de enero al 6 de febrero del 2018, hasta el momento hay 40 inscritos y se espera que este número incremente conciderablemente.

Las mesas de los maestros siempre son ofrecidas a un poder supremo
Las mesas de los maestros siempre son ofrecidas a un poder supremo | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Paola Ly