Peluches para mamá: Katiuska agradece el amor incondicional de su madre

Alejadas de peleas legales Katiuska y Norma Muro salen adelante con la confección de diversas manualidades.
Katiuska y su madre Norma Muro | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Henry Urpeque

Alejadas de las peleas legales y de los escándalos, Katuiska del Castillo Muro y su mamá Norma Muro, se preparan para recibir el día de las madres de una forma muy especial, pues luego de tres años, celebrará esta fecha en libertad.

Como se recuerda, ambas estuvieron presas tres años por presuntamente estar implicadas en la red "Los Limpios de la Corrupción", tema del cual ya no quieren hablar más, ahora su mirada y sus esfuerzos están volcados a consolidarse como prósperas microempresarias de peluches, accesorios femeninos y otros productos hechos a mano.

Reporteros de RPP Noticias llegaron al stand donde ambas venden sus productos en una feria artesanal en Chiclayo, donde comprobaron que el negocio va viento en popa. Norma cuenta que hasta diciembre elaboraron 2 mil 500 peluches y en esta temporada del Día de la Madre han confeccionado 800 peluches, además de edredones antialérgicos, sábanas, pijamas, entre otros.

"Estamos participando en distintas ferias. Nosotros somos emprendedoras, todos trabajamos en familia y estamos concentrados en salir adelante. Todo ser humano merece progresar y aprovechar las oportunidades que Dios nos dá. Estamos abocadas por completo al trabajo", indicó Norma Muro.

A su turno, Katiuska del Castillo Muro confesó que los tres años de encierro fueron muy difíciles, pero que el haber estado siempre al lado de su madre, hizo más llevadero los días fríos entre barrotes; por ello, ahora disfruta su libertad en cada segundo. 

"En estos tres años que estuvimos en el penal, supimos sobrevivir a través del trabajo y de los buenos pensamientos. Mi madre me cuidó siempre. En verdad soy afortunada, ahora estamos en libertad y quiero que sepa que es mi fortaleza, es un regalo de Dios", indicó la joven, al confundirse en un abrazo efusivo con su madre.

Atrás quedaron las lágrimas de arrepentimiento en los fríos pasillos de la cárcel, ahora solo viven para luchar por sus proyectos y el desarrollo de su familia.

Trabajo incesante

Norma Muro y su hija trabajan 15 horas al día para colocar la mayor cantidad de peluches. Esperan lanzar una feria en septiembre, con internas del penal y están dispuestas a ayudar en talleres a mujeres artesanas que buscan salir adelante.

Lejos quedaron los flashes y el asedio de los medios y las portadas escandalosas que las colocaban en el ojo de la opinión pública. Al final son solo dos mujeres, con errores como todos, que buscan hacerse un espacio trabajando y esforzandose cada día.

 

 


Elaboran peluches, sábanas, edredones, pijamas | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Henry Urpeque

Ambas aprovecharon para enviar un efusivo saludo a todas las madres lambayecanas en su día.

¿Qué opinas?