Trabajadores del Poder Judicial dijeron que no temen a los descuentos anunciados por las autoridades de la Corte. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Henry Urpeque Neciosup

En su cuarto día de huelga indefinida los trabajadores del Poder Judicial de Lambayeque realizaron una olla común como medida radical de lucha y para exigir al gobierno central solución a sus demandas salariales.

Los servidores judiciales volvieron a protestar en los exteriores de la sede institucional y dijeron que ninguna amenaza de descuentos los detendrá, ya que consideran sus reclamos justos y atendibles.

El dirigente Luis Escajadillo sostuvo que esta olla común es una medida simbólica que reflejar las carencias económicas que tienen los trabajadores, para solventar la economía familiar.

“Nuestros sueldos son magros y por eso esta medida simbólica de la olla común. Seguimos firmes en nuestra lucha y nada nos intimida”, expresó.

Los huelguistas dijeron que sostienen constante comunicación con la dirigencia nacional, quien viene sustentando ante el ejecutivo su petitorio. Y confían en que se pueda llegar a un buen entendimiento para no seguir perjudicando a los miles de litigantes de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque.