Hallazgo de restos humanos en fosa. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Marcelino Aguilar

La Policía Nacional encontró el último miércoles en el caserío Suniplaya de Yurimaguas (Loreto) el cadáver del ciudadano canadiense Jhonatan Raymon (34) quien desapareció hace 73 días.

Jhonatan era un empresario que llegó a nuestro país para invertir en el sector agropecuario. Su enamorada, una menor de edad reconoció sus restos por el color de ropa que llevaba cuando desapareció y la pieza de oro en la dentadura.

Según la Policía, el canadiense tenía un orificio de bala en el cráneo y presenta signos de haber sido descuartizado. Su cuerpo fue arrojado a una fosa adyacente al kilómetro 12 de la carretera Yurimaguas – Tarapoto.

Los presuntos sospechosos del asesinato de su compatriota son Philippe Truchon (30) y Nathan Deslandes (33) y están detenidos en el calabozo de la comisaría de Yurimaguas. En sus casas se encontró sangre a raíz de una prueba de luminol que realizó el Ministerio Público.

0 Comentarios
¿Qué opinas?