Los ancianos, las monjas y personal administrativo fueron aislados para evitar la propagación del nuevo coronavirus. | Fuente: Diresa Piura

Un total de 35 personas del asilo Hogar Santa Teresa de Piura dieron positivo para la COVID-19, entre ellos ancianos, personal administrativo y tres monjas.

Los contagiados fueron aislados para evitar la propagación del nuevo coronavirus. Además, son sometidos a un monitoreo permanente a través de los Equipos de Seguimiento Clínico de la Dirección Regional de Salud.

“También hemos implementado acciones para cortar la cadena de trasmisión del virus al aislar los casos positivos y realizar el cerco epidemiológico dentro de la zona. Llevaremos a cabo un monitoreo permanente ya que los adultos mayores pertenecen al grupo de población vulnerable”, manifestó el director regional de Salud Piura, Víctor Távara.

El médico señaló que se entregó equipos médicos como: termómetro infrarrojo y oxímetro de pulso, para que las personas que están a cargo del cuidado de los ancianos puedan identificar síntomas o signos de alarma.

Además, se entregaron 200 mascarillas faciales para asegurar la disminución de la transmisión viral.