EsSalud devolvió vista a cuatro asegurados tras trasplante de corneas

Tres adultos mayores y un joven, procedentes de Piura y Trujillo recuperaron la visión gracias al trasplante de cornea realizadas por el  Instituto Peruano de Oftalmología, y a la donación voluntaria de piuranos.

Las piuranas Manuela Prieto Cruz (84), Dolores Morales de Chinga (74) y los trujillanos Concepción Avalo Vega Bazán (63) y Edward Sean Siccha (30), son los asegurados que recuperaron la visión gracias al  trasplante de cornea realizado por el IPO. Uno con diagnóstico de "leucoma de ojo derecho", en tanto que los demás padecían de "Queratopatía bullosa".

“No podía creer que sería operada, cuando me llamaron pensé que era una broma por el día de los inocentes, Es increíble después de cuatro años sin saber lo que es la luz he recuperado la visión con mi ojo izquierdo,  y aunque no puedo volver a trabajar de costurera como antes, dejaré tranquilo a mi hijo pues me puedo movilizar sola”, dijo emocionada Dolores morales.

Edward Sean Siccha, el más joven de los trasplantados, recuperó la visión en su ojo izquierdo luego de 17 años, “Esta operación me permitirá recuperar mi sueño de llegar a ser conductor de autobús, pues hasta ahora debido a mi ceguera era visto como un inválido, y solo podía ser cobrador del bus. Además puedo atender mejor a mis hijos al generar mayores ingresos para mi familia”, sostuvo el joven de Santiago de Chuco.

El ex profesor Concepción Ávalo,  agradeció a Dios por haberle devuelto la luz como regalo de fin de año, tras recuperar la visión en su ojo izquierdo luego de 16 años de oscuridad.

Los trasplantes fueron realizados por los médicos Luis Sulca Adrianzen y Patricia Villacorta, ambos oftalmólogos del Instituto peruano de oftalmología de EsSalud. 

El director del IPO, doctor Luis Sulca Adrianzén, informó que con estas cuatro cirugías suman 25 los trasplantes realizados durante el 2015, al resaltar que todas las donaciones son de Piura y ello gracias al trabajo realizado por el Comité de Trasplantes de EsSalud, lo cual nos lleva después de ocho años a igualar el número de transparentes que realizamos hasta el 2010 con las donaciones que venían de los Estados Unidos.

Los especialistas recomendaron a los piuranos usar lentes con protección UV y sombreros, aún bajo sombras, para proteger nuestros ojos, puesto que hay afecciones que pueden causarse por la exposición recurrente al sol. Además enfatizaron a promover una cultura de donación de órganos, instando a que sea un tema importante a discutir dentro de nuestras familias.

¿Qué opinas?