Damnificados permanecen en campamentos a tres meses del Niño Costero

Las vías afectadas por el desborde del río Piura y las defensas ribereñas aún no son rehabilitadas.
Ancianos y menores continúan viviendo en precarias condiciones en carpas. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Vanesa Jiménez

A tres meses del desastre que ocasionó el desborde del río Piura, más de 9 mil damnificados de la zona del Bajo Piura continúan viviendo en albergues, ubicados en la vía Piura-Chiclayo y Pedregal Chico, que se acondicionaron temporalmente.

Los moradores piden a las autoridades agilizar el proceso de reconstrucción en Piura, debido a que aún viven en carpas, sin servicios de agua y energía eléctrica, porque el río arrasó con sus viviendas.

María Guadalupe Morales, damnificada del campamento de Pedregal Chico, aseguró que teme por su integridad pues su vivienda está inhabitable. Pese a ello se vio obligada a sacar sus pertenencias de la carpa y regresar, porque los delincuentes llegan a la zona por la noche para arrebatarles lo poco que tienen.

Vías afectadas. Otro de los lugares que continúa afectado es el distrito de Castilla. Las vías con mayor transitabilidad como la Tacna, Ramón Castilla, Irazola y Cáceres, permanecen deterioradas con baches, piedras y polvareda, generando contaminación en la zona. A ello se le suma el colapso de desagües en varios puntos del distrito.

Defensa Ribereñas. En el lado de Piura, las defensas ribereñas aún no son reconstruidas. Muchas de ellas están a punto de colapsar. Y los orificios que se formaron a los extremos de los puentes continúan sin ser subsanados por las autoridades.

¿Qué opinas?