La caída de rocas, deslizamiento de tierra, derrumbes, además de 810 fallecidos y 267 mil 584 personas damnificadas generó un sismo de 8.5 grados en la escala de Richter, a 60 kilómetros de la ciudad de Lampa. Estos fueron los resultados tras el simulacro nacional realizado hoy donde se sumó la región Puno.

Culminado el evento, el subgerente de Defensa Civil del gobierno regional, Gernán Quispe, además informó que hubo daños considerables como más de 66 mil casas colapsadas según el simulacro desarrollado esta mañana.

El ejercicio se llevó a cabo de manera descentralizada y con acompañamiento del Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER), la Subgerencia de Defensa Nacional y Civil e INDECI, en las provincias de Puno, Lampa y San Román.

Desarrollada la actividad, las autoridades regionales concentradas en la provincia de Lampa, señalaron que se tuvo una participación del 65% de la población a nivel regional, quienes evacuaron durante el simulacro de sismo seguido de movimiento de masa.

Juliaca desaparecerí. Ante un evento de esta magnitud, Miriam Rodríguez Oviedo, funcionaria d el Red de Salud San Román, señaló que Juliaca desaparecería por falta de conciencia de algunos pobladores, especialmente de transportistas.

Cuestionó por ejemplo que a las diferentes empresas de transporte no les haya importado esta actividad, y que ni siquiera se respete las sirenas de las ambulancias y la de los bomberos.

Rodríguez Oviedo también se mostró insatisfecha por la actitud de algunos pobladores que en lugar de participar en simulacro fueron u obstaculizaron a realización del mismo.