Catorce casas de adobe y de calaminas se cayeron a pedazos la madrugada de este viernes por fuertes vientos en el centro poblado Imicati, provincia puneña de Yunguyo. En cuatro de ellas, los techos de calamina, volaron a más de diez metros de altura.

La pareja de ancianos de 60 años de edad, Aurelio Aerocutipa Mayta y Toribia Mamani Lanoca, dedicados a  la crianza de gallos y gallinas, fueron sorprendidos cuando descansaban y perdieron a sus animales.

Los vientos lograron arrancar de sus raíces un árbol y provocaron el corte de la energía eléctrica. 

Las autoridades de la Municipalidad Provincial de Yunguyo entregaron ayuda humanitaria a los damnificados consistente en frazadas, carpas, calaminas, listones y productos alimenticios.

Sepa más: