Alcalde de Caracas: Roncagliolo ha sido víctima de mentiras de Maduro

Antonio Ledezma indicó que los discursos agresivos del régimen chavista no solo se dan al interior de Venezuela sino que también alcanzó al excanciller del Perú.

El alcalde metropolitano de Caracas (Venezuela), Antonio Ledezma, consideró que el excanciller Rafael Roncagliolo "acaba de ser una víctima de las mentiras de Nicolás Maduro", el presidente de su país, que venció al líder de oposición Henrique Capriles por estrecho margen.

El funcionario, quien en Venezuela afronta una denuncia por traición a la patria, afirmó que los discursos agresivos del régimen chavista no solo se producen internamente, sino que recordó el ataque que Maduro lanzó contra Roncagliolo, quien a pocos días del incidente renunció al cargo alegando razones de salud.

"Esos discursos agresivos no son solo con nosotros, vean cómo se dirigió al canciller de la República del Perú, que acaba de ser víctima de las mentiras de Maduro", manifestó en entrevista con RPP Noticias.

Indicó que, Maduro está repitiendo la misma práctica del fallecido mandatario venezolano, Hugo Chávez, al recordar que este lanzó "denuestos e injurias", contra el exmandatario peruano Alan García Pérez y el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza.

Ledezma, explicó que se le acusa de traidor a la patria, porque ha pedido la activación de la Carta Democrática Interamericana, firmada en Lima el 11 de septiembre de 2011.

"Por eso considera que estamos pidiendo injerencia extranjera. Maduro es el traidor, lo hace cuando se postra ante el gobierno de los hermanos Castro (Cuba), porque actúa como instrumentista de quienes quieren tener a Venezuela como una colonia", sentenció.

Finalmente, el burgomaestre de la capital venezolana pidió ayuda a los peruanos en su lucha por el retorno de la democracia en su país y el ascenso al poder de Henrique Capriles, "el verdadero presidente electo".

"Le decimos a los hermanos peruanos: Hoy por ti, mañana por mí. No podemos ser indiferentes, egoístas, que el silencio de algunos gobernantes aturde a un pueblo que no está pidiendo clemencia", señaló.