Alertan sobre falta de equipamiento de la FFAA y la PNP

Otto Guibovich, ex comandante del Ejército, denunció que no se cuenta con suficientes elementos para hacer frente al narcoterrorismo.
Lima
00:00
Foto: AFP

El ex comandante del Ejército, general en retiro Otto Guibovich, alertó sobre la falta de equipamiento que tienen las Fuerzas Armadas, al denunciar que no se cuenta con los suficientes elementos para hacer frente al narcoterrorismo.

En diálogo con RPP Noticias, el exgeneral comparó la situación de nuestro país con Colombia, lo que evidencia una diferencia mayúscula entre ambas Fuerzas Armadas.

"Colombia tiene 280 helicópteros y tienen 270 mil soldados del Ejército únicamente para combatir el terrorismo, de los cuales 95 mil son profesionales. Con unas Fuerzas Armadas así se puede avanzar muchísimo, si contratamos con los casi 20 aquí y solo 8 comprados en el último Gobierno, que son de última generación. Todos los demás vienen de la década del setenta", comentó.

"Entonces, hay un enorme desfase en el equipamiento de las Fuerzas Armadas y también en el equipamiento individual. Los fusiles que tenemos, la gran mayoría datan de la década del sesenta y una parte de la década del noventa. No estamos en el mejor escenario", agregó.

Guibovich señaló que esta es una realidad "que no la podemos soslayar" y consideró que esta situación se ha dado debido al recorte de presupuesto.

Por su lado, el general Luis Montoya, ex director general de la Policía, señaló que la situación en esta institución no es distinta a la de las Fuerzas Armadas. De hecho, estimó que hay más necesidades.

"En equipamiento, la Policía no puede sustraerse al problema que afrontan las Fuerzas Armadas. Inclusive, es el patito feo. Si las Fuerzas Armadas están mal, la Policía está peor en equipamiento", refirió.

"No hay transferencia, se cree que es gasto y no inversión en equipar a la Policía. Así y todo la Policía está dando resultados", añadió el general en situación de retiro.

Los chalecos

Guibovich reiteró que se encuentra dispuesto a colaborar en una posible investigación sobre la supuesta compra irregular de chalecos que no contaban con las placas antibalas correspondientes, según una publica un medio local.

"Lo mejor es que se investigue. Estos equipos están certificados con ISO 9001 y hay una póliza por 26 millones de dólares por si algún chaleco falla en su propósito. Creo que estamos frente a un escandalete", comentó.

En tal sentido, señaló que los chalecos estándar en el mundo son los 3A, que son utilizados para operaciones móviles, como las que se realizan en el VRAE.

"En la selva, no puedes emplear chalecos pesados. (...) Si te pones un chaleco pesado en la selva, pierdes movilidad. Te conviertes en un robot con 30 kilos encima. A nadie se le puede ocurrir esto en la selva. Ahí lo adecuado es el chaleco 3A", refirió.