Congresistas de diversas bancadas respaldaron la decisión del presidente Ollanta Humala Tasso de desactivar el Fondo de Reconstrucción del Sur (Forsur) y su pedido de investigar presuntos casos de corrupción que habrían impedido que se logre reconstruir las zonas devastadas por el terremoto de 2007.

El legislador de Concertación Parlamentaria, Carlos Bruce, consideró acertada la desactivación del Forsur, pues al ser una entidad coordinadora y no ejecutora, la llevó al fracaso en el anterior gobierno.

Sostuvo además que de existir indicios de actos de corrupción debe investigarse y encontrar a los responsables que no atendieron las necesidades de miles de damnificados por el terremoto, que dejó unos 600 fallecidos y daños a la infraestructura y los servicios públicos.

Víctor Andrés García Belaunde, representante de la Alianza Parlamentaria, manifestó que las investigaciones deben hacerse extensivas a las autoridades regionales y locales, ya que en su opinión, también tendrían responsabilidad por la lentitud e inoperancia ante una emergencia.

“La desactivación confirma la inoperancia y lo poco o nada que ha servido para la reconstrucción”, indicó.

Los parlamentarios de Gana Perú por la región Ica, Ana Jara Velásquez y Elsa Anicama Ñáñez, a su vez, respaldaron la decisión del presidente Ollanta Humala Tasso de no dejar impunes los actos de corrupción.

Coincidieron que esta decisión refleja el “clamor popular” y que es indispensable, porque “no habrá verdadera justicia y reconciliación” si no se sanciona a los deshonestos.

Por su parte, el congresista de Alianza por el Gran Cambio, Juan Carlos Eguren, opinó que no debe existir un “borrón y cuenta nueva” en este proceso de reconstrucción. Sin embargo, planteó hacer un mayor estudio de Forsur porque hay proyectos en marcha.

Eguren apoyó una investigación sobre los presuntos casos de corrupción, según expresó, a cargo de la Comisión de Fiscalización del Parlamento de la República.

ANDINA