Canciller no espera disculpa de Evo Morales pero sí exige respeto

El ministro de RR.EE. adelantó que hay una misión de diputados bolivianos que viajará a Perú para tratar de mejorar las relaciones bilaterales. y dijo que serán muy bien recibidos
EFE

El ministro de Relaciones Exteriores de Perú, José Antonio García Belaunde, afirmó hoy que no espera una disculpa del presidente de Bolivia, Evo Morales, pero pidió respeto mutuo para reencauzar las deterioradas relaciones bilaterales.

"Es importante para la buena relación entre los dos países que haya respeto mutuo. No entro en el tema de las disculpas. Ni las espero, ni las pido", aseguró el canciller peruano en declaraciones a la emisora boliviana Radio Láser 98.

Para García Belaunde, el respeto es la "clave" para encontrar una solución a las tensas relaciones entre La Paz y Lima, que se agravaron en el último mes por el conflicto de la región peruana de Bagua, que dejó 34 muertos (24 policías y diez civiles).

Desde Lima, varias autoridades gubernamentales y políticas han acusado a Morales de instigar este conflicto por una carta que envió días antes a una cumbre indígena celebrada en Puno (Perú) donde llamaba a la segunda y definitiva independencia de los pueblos originarios de América.

Por su parte, el presidente de Bolivia calificó de "genocidio" la represión de esas protestas, lo que llevó al Gobierno peruano a llamar a consultas a su embajador en La Paz, Fernando Rojas, de forma indefinida.

El jefe de la diplomacia peruana mostró hoy su "sincero deseo" de "voltear esta página lo más pronto posible" para que los Gobiernos de ambos países se puedan dedicar a construir un futuro común por el bien de sus pueblos.

"Bolivia y Perú son países hermanos, tienen el mismo origen, somos vecinos, tenemos una multitud de intereses en común, poblaciones afines y un futuro que nos espera", dijo.

No obstante, García Belaunde opinó que Morales "tiene un profundo rencor contra el Perú", es un "enemigo" de su país y "cada vez que puede" ataca a su presidente, Alan García, y a sus instituciones.

"Creo que salta a la vista si uno ve todas sus declaraciones en los últimos tres años o dos años y año y medio que hay una obsesión con el Perú" por parte del mandatario boliviano, agregó.

Preguntado por una eventual ruptura de relaciones entre ambas naciones, el ministro prefirió dejar esa posibilidad en "rumores".

Asimismo, pidió a parlamentarios y medios de comunicación de ambos países que ayuden a distender las relaciones, ya que, indicó, ese proceso les corresponde a todos los sectores de ambos países.

En este sentido, el titular de Torre Tagle apuntó que hay una misión de diputados bolivianos que viajará a Perú para tratar de mejorar las relaciones bilaterales que, dijo, "serán muy bien recibidos". EFE

Foto: EFE