Cardenal Cipriani: Es hora que el Perú sea la patria de todos

Fue durante la celebración de la Solemne Misa y Te Deum por el 191º aniversario de la independencia Nacional, en la Basílica Catedral de Lima.

El cardenal del Perú, Juan Luis Cipriani, sostuvo hoy que es hora que el Perú sea la patria de todos, sin ideologías clasistas que llaman a la violencia.

Fue durante la celebración de la Solemne Misa y Te Deum por el 191º aniversario de la independencia Nacional, en la Basílica Catedral de Lima, en la que participa el presidente de la República, Ollanta Humala.

“Es hora que el Perú sea la patria de todos, unidos en una sola familia, civiles y militares, sin ideologías clasistas que con eslogan llaman a la violencia y pretenden simplificar en breves frases el odio que promueven”, expresó.

“Hoy es un día en que nuestro amor a la patria surge espontáneo en el corazón. La patria es un conjunto de aspiraciones, sentimientos, reacciones y su fuerza es la unidad. Por ello, cuando grupos movidos por ideologías de egoísmo, mentira o violencia se pretende aislar de unidad, esta se debilita y surgen marejadas de pasiones, de ideas y propósitos que maltratan a la sociedad retrasando su progreso.

Sostuvo que en ocasiones contemplamos una preocupación exclusiva por el lucro y, por otro lado, se agrupan por conveniencias particulares, se desinteresan del presenten y se encogen de hombros ante el futuro.

“El predominio del egoísmo puede llegar a convertir a las personas en instituciones sin alma ni espíritu”, advirtió.

Pide respetar las decisiones del Papa y la Iglesia
“La iglesia que siempre está presente con su amor a la patria, no es un partido político ni una ideología social. La iglesia reconoce, enseña y promueve el amor a la patria y respalda desde su identidad múltiples iniciativas al servicio de los más necesitados”, afirmó.

Dijo que la iglesia Católica desarrolla una labor en función a los que sufren, como por ejemplo, en educación y salud.

“La iglesia Católica realiza esta misión encomendada por Jesús y no precisa el visto bueno de las personas o encuestas”, apuntó.

Manifestó que defender la misión y la unidad de la iglesia al servicio de la patria se traduce en vivir unidos a Jesucristo, amando al Papa, obispos y sacerdotes, “que poco sentido tiene enfrentar al gobierno del Papa con el de los obispos o reducir la validez del magisterio del Pontificio al consentimiento de los fieles. Nada más ajeno a la naturaleza de la iglesia”.

“En la iglesia no hay más cabeza que Cristo que ha querido constituir a un vicario que es el Papa, y un colegio de apóstoles que son los obispos, que unidos y bajo Pedro, colaboran con la Iglesia”, insistió.

Refirió que no concibe que se ame a la iglesia y que a la vez se hable de ella con frialdad y desapego. “El amor exige fidelidad y lealtad y se prueba en el dolor y sacrificio”.

"La Iglesia es respetuosa de las leyes"
Indicó que reconocen colaboración del Estado en el campo de la educación, en el que procuran colaborar lo mejor posible. “Siempre la iglesia en el mundo, también en el Perú, es muy respetuosa de las leyes del país, y también de los tratados internacionales que la vinculan”.

“Jamás la iglesia pedirá excepciones y especialidades por encima de la ley. Nos impulsa el mandato de Cristo, de amarse los unos a los otros”, anotó.

Exige a las autoridades el cumplimiento de las leyes sin venganza
Por ello, subrayó, no se puede dejar la responsabilidad educativa en manos de propuestas ideológicas que predican violencia y que están desfasadas en el tiempo.

Sostuvo que comparte la impaciencia que la desigualdad pueda generar, “pero no nos dejemos engañar por el señuelo que pretenden imponer con sus falsas promesas, que ya hemos visto fracasar en la historia reciente, en el Perú y el mundo”.

“El país debe meditar con seriedad qué futuro quiere y afirmar el valor de la peruanidad, sentir orgullo de haber nacido en esta tierra, de una manera muy concreta promoviendo la unidad y cultivando una cultura que promueva la institucionalidad”, afirmó.

Asimismo, exigió a las autoridades cumplir las leyes ‘sin venganzas, sin resentimientos ni pasiones que tantas veces empequeñecen el deseo de emprender cosas grandes y tantas veces elimina el deseo de participar en la vida social’.

“Es momento de desenmascarar deseo de quienes capturar el poder”
El arzobispo de Lima dijo que es el momento de enfrentar y desenmascarar intentos de unos cuantos que insisten en capturar el poder por la fuerza, impidiendo el desarrollo que saca de la pobreza a millones de hermanos.

“No se puede confundir diálogo con facilismo de temperamentos fáciles y temerosos, así no se llegará a nada”, alertó.

Rinde homenaje a FFAA y PNP durante terrorismo en Ayacucho
Cipriani se refirió además a sus años vividos en Ayacucho durante la época del terrorismo.

“Mi espíritu se subleva ante la mentira y la injusticia con la que de manera constante algunos pretenden desconocer el sacrificio, tantas veces heroico, de nuestras fuerzas armadas y policiales que, unidos al pueblo organizado en rondas campesinas, afirmaron con su presencia y con su vida la identidad de la patria”, expresó.

“A ellos rindo un personal homenaje, porque un pueblo sin memoria es una patria sin alma. Y peor aún, un pueblo cuya memoria esta vejada por sesgos de mentiras ideológicas es una patria sin identidad propia”, manifestó.

Al término de la Solemne Misa en la Basílica Catedral de Lima, Cipriani pidió a todos los peruanos unirnos ‘bajo una misma bandera, un mismo himno y Constitución, sin reclamar cuota de poder subalternos”.