Chile incrementa capacidad militar a un nivel sin precedentes, advierten

El exjefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas Jorge Montoya dijo que el vecino país está en capacidad económica de incrementar su poderío bélico pero debe ser un motivo de reflexión en el Perú.
Foto: Archivo

Las Fuerzas Armadas de Chile han incrementado su capacidad militar a un nivel sin precedentes en la región, advirtió hoy el ex jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Jorge Montoya, quien consideró necesario que este hecho sea motivo de reflexión.

Chile gastó 17 mil 677 millones de dólares entre 1996 y 2008, según reveló el Gobierno de ese país en enero del 2010, con motivo de la presentación de la III edición de su Libro de la Defensa

“Chile viene renovando armamento obsoleto de la década de los 90 y ya cumplió su objetivo, pero sigue levantando su nivel a uno sin precedentes en la región por la cantidad de armamentos que está adquiriendo”, precisó Montoya.

Indicó que el vecino país del sur está en capacidad económica de incrementar su poderío bélico y está en su derecho de hacerlo, pero esta situación debe ser un motivo de reflexión en el Perú, sin caer en una carrera armamentista.

Sostuvo que el gobierno de ese país ha manifestado en su discurso que respetará el fallo sobre el diferendo marítimo, pero subrayó que sus acciones no transcurren en ese mismo sentido, sobre todo en el contexto del litigio en la Corte Internacional de La Haya por los límites marítimos.

“Definitivamente Chile está utilizando su poder militar para generar mensajes disuasivos en su lenguaje”, subrayó.

Montoya dijo que los gobernantes chilenos están en la obligación de preparar a su población ante un posible resultado adverso de La Haya para sus intereses.

Al respecto, consideró importante una adecuada preparación de la población civil chilena para aceptar el fallo “porque las poblaciones generan una presión política muy fuerte en los gobiernos de los países”.

En ese contexto, reiteró la necesidad de recuperar la capacidad militar peruana, con la finalidad de defender los intereses de la nación, tras un periodo en que no se invirtió en defensa.

“Los países siempre se han armado para proteger sus intereses y solamente de esa manera se puede llevar a cabo una diplomacia feliz; las acciones diplomáticas siempre están respaldadas en la fuerza militar”, dijo.

Los millonarios ingresos de las Fuerzas Armadas de Chile, se deben al 10 por ciento que perciben de las ventas brutas de la compañía minera estatal Corporación del Cobre (Codelco), según una ley dictada durante el régimen de Augusto Pinochet (1973-1990).

Andina