La revocación del asilo que Perú otorgó a mediados de mayo a tres ex ministros bolivianos, enjuiciados en su país por una matanza, ayudará a mejorar las relaciones entre Lima y La Paz, afirmó el canciller de Bolivia, David Choquehuanca.

"Ojalá puedan revocar esa decisión de asilo y refugio, eso es importante para nosotros, esto va a ayudar a que se puedan normalizar las relaciones", afirmó Choquehuanca, citado por la emisora gubernamental Patria Nueva.

El jefe de la diplomacia boliviana explicó que su par peruano, José García Belaúnde, se comprometió en una reunión que sostuvieron días atrás en Paraguay, aprovechando un evento del Mercosur, a analizar la documentación que La Paz envió a Lima sobre el proceso que se les sigue a tres ex ministros bolivianos.

Esa documentación -según Choquehuanca- demuestra que no es válido el argumento de los ex ministros Javier Torres Goitia, Mirtha Quevedo y Jorge Torres, de que sus derechos estaban siendo violados por la justicia boliviana, que los incluyó en una acusación por una matanza en octubre del 2003.

El asilo a los tres altos funcionarios ahondó las críticas relaciones entre los dos países, marcadas por irreductibles visiones ideológicas entre los presidentes, el izquierdista Evo Morales, y el derechista Alan García, que se agravaron tras opiniones del boliviano sobre los violentos incidentes a principios de junio en la selva peruana.

Tras el cruce de palabras, Perú llamó en consulta a su embajador en Bolivia el 15 de junio pasado.

AFP