Con embargo de cuentas a Artemio se pagará reparaciòn civil, afirman

Julio Rodríguez, abogado de oficio de "Artemio", dijo en RPP Noticias que se trata de un narcoterrorista que ha amasado una fortuna producto de extorsiones y el tráfico ilícito de drogas.

La reparación civil que se imponga a Florindo Eleuterio Flores Hala, "Artemio", podrá ser efectiva, sostuvo su abogado de oficio Julio Rodríguez Salazar, al explicar que se trata de un narcoterrorista que ha amasado una fortuna producto de extorsiones y el tráfico ilícito de drogas.

"En el caso de la cúpula original de Sendero Luminoso (SL) eran exclusivamente delincuentes terroristas y era difícil encontrar fondos para cubrir la reparación civil. En el caso de Artemio, que es un narcoterrorista que se ha dedicado a extorsionar a un grupo de personas, a él si se le puede embargar cuentas y se le puede exigir una reparación civil", afirmó el letrado en RPP Noticias.

Rodríguez Salazar consideró que a través de una labor de inteligencia es posible dar con las cuentas y bienes de la organización criminal, que hasta hace poco lideraba "Artemio".

"Así como inteligencia podría interceptar comunicaciones, también está en la facultad de interceptar todos aquellos movimientos económicos y financieros del dinero que ha sido movido a través de esta organización criminal", sentenció.

"En este caso podríamos hablar de una reparación que perdería el simbolismo y se podría efectivizar, devolviendo al Estado todo ese dinero ilícitamente obtenido", agregó.

Sobre el proceso judicial que se le seguirá al subversivo dijo que lo óptimo sería que se realice un megaproceso, "porque generaría menos gastos al Estado y facilidades tanto para el que se defiende como para el Ministerio Público".

Explicó que en virtud de que existen 30 expedientes sobre el caso "Artemio", lo ideal sería que estos se acumulen, pero aclaró que ello se logra si son procesos que están en la misma etapa procesal y tienen conexión, a fin de evitar dilaciones.

En otro momento, destacó la designación de un juez exclusivo para este caso, porque permitirá aligerar los tiempos.

"Con un juez común tomaría de 6 a 7 meses, mientras que con un juez ad hoc tomará un plazo más corto para revisar todo el proceso, y ver si se trata de un solo proceso, de dos o tres", puntualizó.