Captura de TV

El fiscal de la Nación, José Pelaez, denunció al jefe de del Comité de Transferencia del Ministerio del Ambiente, Ricardo Giesecke Sara Lafosse, por el delito de peculado en agravio del Estado por la presunta apropiación ilícita de más de 3 millones 700 mil soles cuando se desempeñó como presidente ejecutivo del Programa Nacional de Asistencia Alimentaria (Pronaa).

La denuncia fiscal fue elevada a la Corte Suprema, solicitando una pena privativa de la libertad de ocho años de prisión para Giesecke Sara Lafosse y otro grupo de funcionarios a quienes identificó como responsables de desviar fondos destinados a la ‘Asistencia del Niño y el Adolescente’ hacia el pago de racionamiento y movilidad, contrariando la Ley General de Presupuesto.

Los hechos
Según el texto de la denuncia de Pelaez Bardales, el delito fue detectado por el Informe Especial Nro. 015-2004 de la Oficina de Auditoría del Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social (Mindes), que detectó que entre los años 2001 y 2002 se produjo un sistemático desvío de fondos en perjuicio del estado y los programas sociales que el Pronaa tenía a su cargo. Este informe fue ratificado por la opinión de los auditores internos, de peritos contables externos y de la propia Dirección General de Presupuesto Público del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).  A similar conclusión llegó el atestado policial Nro. 079-2005-PNP-DIRCOCOR.

Por esta razón el Ministerio Público procedió a denunciar a Giesecke Sara Lafosse y otros cinco directivos, así como a sus presuntos cómplices, como los responsables del delito de peculado agravado imputándoles “haberse apoderado de fondos de dicha institución (Pronaa) por un monto ascendente a la suma de 3.775.548 nuevos soles”, agregando que “para lograr su objetivo los encausados expidieron sendas sendas resoluciones, a través de las cuales fijaron y modificaron los montos por concepto de racionamiento y movilidad”. Denuncia fiscal que originó la apertura de instrucción y que el juez solicitara una pena de ocho años de prisión para Giesecke Sara Lafosse. 

Sin embargo, sorpresivamente, tras meses de juzgamiento, la 5ta. Sala Superior Penal Nacional, despachada por el doctor Aldo Martín Figueroa Navarro, en septiembre de 2009 resolvió declarar absueltos a los procesados. Decisión que motivo al Fiscal Supremo Pelaez Bardales a solicitar a la Corte Suprema que se declare nula la resolución superior y que se realice un nuevo juicio oral por un distinto colegiado.