Foto: RPP
La acción social del Estado en el Valle de los ríos Apurimac y Ene (VRAE) ha mejorado las condiciones de las Fuerzas Armadas en la lucha contra los remanentes terroristas y el narcotráfico, afirmó el comandante general del Ejército, Otto Guibovich.

Sostuvo que ahora los dos componentes de la estrategia integral, el militar y el social, se están consolidando, y existe una mejor coordinación entre ambos, y buena disposición de la población para colaborar con sus autoridades.

En declaraciones a la Agencia Andina, el alto mando militar destacó que existen poblados que han crecido en torno a las bases militares, lo cual indica que se está recuperando la confianza de la población.

Pero, señaló que en las fuerzas del orden también se ha dado una mejor sincronización, comunicación y coordinación en su accionar.

"Hay una evolución positiva (…) ahora hay una presencia más activa de la parte social, lo que ha dado buenos indicadores, y es bueno que se tenga en cuenta que una estrategia integral debe evaluarse en los dos aspectos, en lo militar y en lo social", recalcó.

Ley de Arrepentimiento

De otro lado, Guibovich Arteaga se mostró a favor de la propuesta del presidente del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CCFFAA), general Francisco Contreras, para aprobar un mecanismo similar a la ley de arrepentimiento que rigió en la década de los 90, para terroristas que deseen dejar las armas.

No obstante, aclaró que este beneficio no incluiría a los cabecillas terroristas.

El jefe del Ejército señaló que entre los terroristas hay muchos que ya no quieren pertenecer a ese movimiento, o que fueron reclutados muy jóvenes y que quieren salir, pero no pueden o no tienen un incentivo legal.

Finalmente, informó que las tres instituciones armadas ya vienen coordinando un conjunto de sugerencias en materia de seguridad y defensa para presentarlas ante el Poder Ejecutivo y sean tomadas en cuenta en la normatividad que se planteará al amparo de la delegación de facultades solicitadas al Congreso. (Andina)