El presidente de la República, Ollanta Humala Tasso, encabezó la ceremonia de clausura del año académico 2011 de la Escuela Naval del Perú, en la que se forman los oficiales de la Marina de Guerra.

En su discurso ante los alféreces graduados, tras la entrega de la espada de honor a los mejores cadetes del año académico, el jefe de Estado los instó a servir al país con responsabilidad y patriotismo.

(LEA MÁS: Humala clausura año académico 2011 de la Escuela Naval)

"Quiero decirles que a nombre del país esperamos mucho de ustedes. Esperamos sacrifico. Acá no han venido a hacerse millonarios, acá han venido a esforzarse por contribuir por el desarrollo de su Patria. Ese es el mandato que hoy tienen para su vida", comentó.

"Lo que han estudiado es una profesión exclusiva del Perú. Cuando dejen la Marina de Guerra del Perú, no podrán irse a otra Marina de Guerra. Es una profesión a dedicación exclusiva, es como un sacerdocio", continuó.

"Ustedes tienen esa misión, esa tarea y les hago votos para que esa carrera sea exitosa. Les diría que es una carreta de largo plazo, de largo aliento, en la que es importante no perder el ritmo, la constancia, la admiración", agregó.

El mandatario auguró que esta promoción "nos va a dar muchos lauros al país". "Nos va a dar un motivo más de sentirnos orgullosos y es en ese sentido que les digo: todos son líderes y lo van a demostrar en sus próximas delegaciones", finalizó.