Ante las últimas y sucesivas denuncias de casos de corrupción en torno a la gestión de gobiernos regionales, el jefe de Estado, Ollanta Humala, reconoció que se debe "repensar" el proceso de regionalización en el país.

"Hay consenso en que debemos fortalecer la regionalización en el país. Hay que comprender que este es un proceso joven", expresó el mandatario al comentar la reunión que sostuvo en la víspera con cerca de 20 presidentes regionales.

RESPALDA ACCIONES CONTRA LA CORRUPCIÓN

En declaraciones al canal del Estado desde el Grupo Aéreo Número 8, Humala apuntó que "no podemos taparnos los ojos ni dar la espalda a las denuncias por corrupción". Al contrario, dijo, que se deben respaldar las acciones de lucha contra ese flagelo.

No obstante, invocó al Ministerio Público y al Poder Judicial que los vigentes procesos e investigaciones a autoridades regionales se hagan respetando el debido proceso, respetando la presunción de inocencia y presentando pruebas sustentadas.

Humala subrayó que la regionalización es un proceso joven, de aproximadamente 12 años. En ese sentido, sostuvo que “hay que repensar y reflexionar cómo lo consolidamos y qué medidas habría que dar para una mayor transparencia y un mayor control político”.

Asimismo, resaltó que “costó mucho al país” avanzar en la descentralización y el empoderamiento de los gobiernos regionales.

“Es importante que lo valoren, para que se entienda que tenemos que defender este proceso de regionalización y entender que no es una persecución o que uno a dos casos particulares no pueden manchar la honra y la buena gestión de otros gobiernos regionales”, enfatizó.

Finalmente, instó a que las autoridades regionales que estén con mandato de detención a ponerse a  derecho pues, dijo, los pedidos de medidas restrictivas deben ser cumplidas.