El Jurado Electoral Especial de Lima Centro (JEE-LC) inició investigación contra la congresista del Partido Aprista Peruano, Luciana León Romero, por supuesta infracción al principio de neutralidad en período electoral.

La investigación se basa en la denuncia según la cual, Luciana León habría utilizado las instalaciones del Parlamento a favor de su campaña electoral.

Con fecha 19 de marzo, la resolución concede a la legisladora el plazo de tres días hábiles para presentar su descargo.

El JNE informó que si la legisladora no presenta su descargo, el órgano electoral podría pronunciarse de todas maneras.

Del mismo modo, fue notificado el personero legal del Partido Aprista Peruano para que, en el mismo lapso, presente su descargo.

El plazo se cuenta desde el día siguiente de haber  sido notificado.

Con los descargos correspondientes,  el pleno del JEE-LC tomará una decisión sobre el caso, que puede ser una amonestación pública o una multa pecuniaria si es reincidente.

El caso fue abierto por un informe de la ex fiscalizadora provincial de dicho jurado, Liliana Pintado Pérez, de fecha 8 de marzo último.

En su reporte, la fiscalizadora comunicó que León Romero habría incurrido en presuntas infracciones al utilizar la infraestructura pública a su favor, lo cual se encuentra acreditada mediante registro fotográfico.

Respecto a la ex fiscalizadora autora del informe, el titular del JEE-LC, doctor Hugo Molina Ordoñez, informó que esta fue separada del cargo por insuficiencia profesional y debido a múltiples quejas de los funcionarios del ente electoral.

La separación, indicó, se realizó el martes último, en víspera de la denuncia que aparece en los medios de información en la que se da cuenta que la ex servidora habría sido cesada por descubrir la infracción de la congresista aprista y que la investigación había pasado “a la congeladora”

Molina Ordoñez dio cuenta de un reporte de fecha 11 de marzo, en el que se indica que Pintado Pérez ofendió al miembro titular del JEE-LC, Carlos Solís Vela, al solicitar, en malos términos, un adelanto de 100 soles para trasladarse de la sede (Jesús María) al distrito de Breña.

Ante tales hechos, el titular del JEE-LC eleva un documento a la Dirección General de Recursos y Servicios del JNE informando el incidente y solicitando su cambio por los inconvenientes surgidos.

Al considerarse que el descargo de la ex servidora no era satisfactorio y no desvirtuaba ningún cargo, se dio por concluida su relación con el JNE de acuerdo con el artículo 1428 del Código Civil, referido al contrato de locación de servicios.

- Andina