El alcalde Jorge Muñoz se pronunció sobre la situación de los peajes de Lima. | Fuente: RPP Noticias

El alcalde de Lima, Jorge Muñoz, informó que el concejo edil, tras una sesión extraordinaria realizada esta mañana, acordó buscar "la renegociación justa" de los contratos de peajes hechos en gestiones anteriores, tras conocerse los aportes de dinero hechos por las empresas Odebrecht y OAS a la exalcaldesa Susana Villarán.

"Los contratos de concesión de Rutas de Lima y Línea Amarilla, que ahora sabemos con certeza que están manchados por el cáncer del aprovechamiento personal y la mentira, no pueden seguir tal como están. Las condiciones que la opinión pública aceptó de buena fe con argumentos de modernidad escondían objetivos subalternos que son inaceptables", dijo tras la sesión.

"Después de esta amarga experiencia la historia será distinta en esta Municipalidad y en la ciudad de Lima. La corrección de los actos de este municipio y la inversión privada será la norma, el interés del ciudadano será la prioridad y no será negociable", agregó.

En declaraciones a la prensa, el alcalde señaló que para esto la ley prevé un "proceso de evaluación conjunta" que estará a cargo de un comité de alto nivel. Asimismo, destacó los hechos que ya son investigados por la Fiscalía ameritan que la Municipalidad actúe "con prontitud, firmeza y, sobre todo, prudencia".

"Esto con la intención de resolver un grave problema, pero buscando siempre la mejor manera, buscando el sustento técnico con base legal. Con firmeza per con prudencia. No se trata de patear el tablero para la foto de hoy y que se generen irresponsablemente obligaciones impagables para la ciudad de Lima", dijo.

Algunos regidores culminaron el concejo edil con protestas. | Fuente: RPP Noticias

Los peajes en Lima

La polémica por los peajes se originó tras conocerse que las empresas brasileras que tienen concesiones con peajes en Lima se encuentran involucradas en casos de corrupción de funcionarios con la finalidad de poder ejecutar sus obras.

En el año 2009, en la gestión de Luis Castañeda, se firmó el contrato con la constructora OAS para la concesión de la Línea Amarilla por 30 años. En la gestión de Susana Villarán la Municipalidad de Lima suscribió una adenda y amplió este periodo por 10 años más.

En el 2012 la gestión Villarán firmó un contrato con el consorcio Rutas de Lima, integrado por Odebrecht, para el proyecto Vías Nuevas de Lima, que incluía un peaje en Chillón, en el distrito de Puente Piedra, aunque fue anulado por las protestas de la población.

Hace algunas semanas, luego de varios años de ser investigada, la exalcaldesa Susana Villarán confesó que las empresas Odebrecht y OAS financiaron financieron la campaña para evitar su revocatoria. Según su versión, recibió 3 millones de dólares, aunque la Fiscalía sostiene que en realidad fueron 10 millones.

¿Qué opinas?