Juan Luis Cipriani | Fuente: RPP

El arzobispo de Lima, cardenal Juan Luis Cipriani, aseguró que el país actualmente está “polarizado” debido a los recientes acontecimientos políticos y judiciales y advirtió que esta situación “no le hace bien a nadie, ni al Gobierno, ni a la oposición y menos al pueblo”.

“Cuando uno siente que es descalificado en su opinión, es insultado en su opinión, es agredido en su opinión, algo muy grave está ocurriendo”, se quejó en su programa Diálogo de Fe, tras advertir que hay un grupo que “está imponiendo su pensamiento al otro”, aunque evitó identificarlo. “La gente entiende”, se limitó a decir.

“Hay un grupo que tiene mucha más facilidad para salir a los medios, para poder ser escuchada su opinión y, por lo tanto, la opinión de ese pensamiento único tiene que ser aceptada. No es que te la expongan como alternativa, te la imponen”, sentenció.

En ese sentido, el religioso pidió “bajar el tono” y “respetar más las formas”. También exhortó a los distintos poderes del Estado “a que no midan con diferente medida a unos casos y a diferente medida a otros casos”. “Cuando uno ve que tal asunto acaba en la cárcel y tal otro asunto nunca se habla, ¿aquí quién está moviendo las cosas?”, se preguntó.

Sobre Uruguay, el asilo y la prisión preventiva

Sin mencionar expresamente el caso del expresidente Alan García, quien pidió asilo a Uruguay luego que se le dictara impedimento de salida del país, Cipriani dijo: “El asilo es una herramienta de la democracia, no es una escapatoria ni es un agravio. Es una manera de defenderse cuando uno piensa que su derecho y su dignidad están en peligro”.

De igual manera, sin mencionar directamente a Keiko Fujimori y a los principales dirigentes de Fuerza Popular, actualmente bajo arresto domiciliario, el cardenal señaló: “La gente tiene derecho a que primero se defienda, y hay una sentencia”.

“No se trata de decir “Cipriani protege la corrupción”. No señores. Cipriani protege el derecho de las personas y la democracia y el estado de derecho”, zanjó el religioso.