ANDINA

El presidente regional de Áncash, César Álvarez, debe dar un paso al costado y alejarse del cargo para facilitar las investigaciones que efectúa el Congreso a su gestión, afirmó el legislador José León, integrante del grupo especial encargado de las pesquisas.

"Lo más conveniente es que Álvarez pida una licencia al concejo regional y de un paso al costado para que la comisión especial multipartidaria del Congreso y las instancias que han decidido examinar su gestión, puedan llevar adelante una investigación exhaustiva, sin interferencia", expresó.

A juicio del congresista de Perú Posible, esa medida resulta necesaria para evitar posibles obstáculos u obstrucciones al proceso de investigación, además, no requiere de mayores trámites como una renuncia o vacancia.

También consideró prudente que las autoridades judiciales dicten impedimento de salida del país contra Álvarez, ante un posible riesgo de fuga y en salvaguarda de las pesquisas.

Otra de las acciones que solicitará León ante el grupo de trabajo que investiga el gobierno regional de Áncash, es el levantamiento de la reserva tributaria de César Álvarez, de su entorno cercano, de sus familiares y de las personas señaladas como testaferros.

"Esto será una medida clave y se tomará dentro del marco de la absoluta reserva", agregó.

Por su parte,  Mesías Guevara, presidente del grupo especial del caso Áncash, informó que todo lo actuado por la Comisión de Fiscalización del Congreso durante la audiencia pública, será recogido por su equipo parlamentario.

Ratificó que el trabajo será manejado con absoluta reserva e indicó que las sesiones serán públicas si así lo deciden sus integrantes.

Exhortó a Álvarez a no entorpecer las investigaciones sino mostrar una amplia disposición a esclarecer los presuntos actos de corrupción en su gestión y nexos con el crimen organizado.

Refirió, asimismo, que sostendrá reuniones periódicas con la Contraloría, organismo que ha intervenido las cuentas del gobierno regional.

ANDINA