Magistrado dice que no renunciar al TC es una obligación ética

Fernando Calle explicó que el Congreso, al ser una cámara política de debate, no siempre llega a consensos y que por esa razón fueron advertidos, que si fuera el caso, su mandato podría extenderse.

Fernando Calle, miembro del Tribunal Constitucional (TC), dijo a RPP Noticias que permanecer ejerciendo su mandato hasta que el Congreso de la República elija a su reemplazante es una obligación ética y legal.

El magistrado desestimó un supuesto ánimo de aferrarse al cargo de parte de los miembros de ese ente de justicia que ya excedieron su tiempo de servicio e insistió que la legislación permite esa figura legal pues el TC no puede quedar con los cargos vacantes.

En tal sentido explicó que el Congreso, al ser una cámara política de debate, no siempre llega a consensos y que por esa razón fueron advertidos, que si fuera el caso, su mandato podría extenderse.

Calle resaltó, el espíritu de ratificación que han manifestado sus colegas del TC de mantenerse en sus funciones como lo indica el mandato constitucional y reafirmó su rechazo a la renuncia del magistrado Ricardo Beaumont.