Andina

El ministro de Justicia, Daniel Figallo, descartó este lunes supuestos privilegios u hostigamiento contra el exmandatario Alberto Fujimori en su reclusión en el penal de la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes) o en su atención médica en clínicas.

"El sistema penitenciario y el Ministerio de Justicia no hostigan ni tampoco privilegian a nadie. Se cumplen las reglas y las disposiciones normativas al respecto", aclaró.

Según recordó, la decisión de que el exmandatario cumpliera su condena en dicho lugar fue adoptada con anterioridad al actual Gobierno y responde a una situación de seguridad.

Refirió, no obstante, que hay un tema por afinar y que está relacionado con la directiva sobre las comunicaciones en los penales, pero que se aplicará para todos los internos y no es de carácter exclusivo para una persona.

Fujimori argumentó un supuesto hostigamiento y maltrato durante su última visita a una clínica particular, adonde había acudido para someterse a algunos exámenes médicos.

El reclamo fue expresado luego de que su hijo Kenyi Fujimori, en su condición de congresista, intentara ingresar al centro médico a altas horas de la noche.

ANDINA