Andina

Tras celebrar que Martín Belaunde Lossio ya esté en manos de la justicia peruana, el presidente de la República, Ollanta Humala sostuvo que no tiene nada de malo que su esposa Nadine Heredia haya tenido llamadas telefónicas a Venezuela.

Esto a raíz de una denuncia periodística en la que Martín Belaunde Lossio asegura tener las facturas que demuestran la veracidad de unas llamadas telefónicas de Heredia a un empresario chavista durante la campaña electoral del nacionalismo.

Humala recordó que Nadine Heredia era secretaria de Relaciones Internacionales del Partido Nacionalista por lo que es natural que haya establecido contacto con varios países.

“Nosotros tenemos toda la libertad para tomar contacto con diferentes entidades y partidos políticos, Nadine en el 2005, 2006, 2007 era secretaria de Relaciones Internacionales del Partido Nacionalista. ¿Qué tiene de malo que una secretaria de Relaciones Internacionales tenga llamadas al extranjero, así como a Venezuela, Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Ecuador, Bolivia? ¿Qué tiene de malo cual es el problema ahí?”, dijo el presidente a los medios.

El informe periodístico especifica que las llamadas efectuadas, eran a Julio Augusto López Enríquez, quien precisamente era el empleador de Heredia en las famosas consultorías periodísticas, que pagó $100.000 por redactar las noticias importantes de nuestro país para “The Daily Journal” y “Canal de noticias”.

COMISIÓN BELAUNDE LOSSIO

Además, el mandatario arremetió contra la comisión Belaunde Lossio por tratar de involucrar a la primera dama en las investigaciones cuando ella no es una funcionaria del Estado.

Según Humala, esta comisión trasgrede el mandato del Pleno que le dio poderes para investigar "las presuntas actividades ilícitas del entonces prófugo Belaunde Lossio para obtener contratos a empresas vnculadas a él y la posible vinculación con ellas de altos funcionarios el Estado".

"En esta comisión varios de los miembros han adelantado opinión y no han guardado las reservas del caso, pero ellos tienen la obligación de respetar el mandato del Pleno. Algunos congresistas no están respetando eso, para sacar provecho político en años pre electorales", dijo.

"Mi esposa se ha señido al mandato, lo otro es una mañosería para tratar de sacarle la vuelta al Pleno y manchar honras. Dentro de los ítems (del plan de trabajo) ponen que es para investigar el comportamiento del presidente y su esposa en cuanto al caso, mi esposa qué tiene que ver en esto si no es funcionaria del Estado".