El terrorista Osmán Morote debe ser sancionado por la matanza en Soras, por ser uno de los autores mediatos de estos lamentables hechos, que enlutaron a todo un pueblo en la década de los 80, aseveró hoy el procurador contra el terrorismo, Julio Galindo.

Precisó que ninguna autoridad judicial investigó los hechos en mención, ocurridos en 1984, por lo tanto, Morote, así como Margot Lourdes Liendo Gil y otros integrantes de la cúpula terrorista enfrentan un nuevo proceso judicial.

Este caso no ha sido investigado por ninguna autoridad. Son hechos nuevos, de gran crueldad, cometidos por esta gente, como autores mediatos y son los responsables de estos crímenes porque dirigieron la matanza”, expresó en TV Perú.

Recordó que el Segundo Juzgado Penal Nacional ha dictado una orden de detención por el caso Soras o “caravana de la muerte”, desde el 1 de marzo.

Por lo tanto, el abogado del Estado reiteró que ambos delincuentes terroristas no podrán salir de prisión en junio, como estaba previsto por cumplimiento de su condena.

Morote y Liendo son acusados por los delitos de terrorismo y asesinato con gran crueldad en este caso.

El 16 de julio de 1984, más de 10 personas de la comunidad campesina del distrito de Soras y sus anexos de la provincia ayacuchana de Sucre fueron asesinadas por integrantes de la organización subversiva Sendero Luminoso, al mando de Víctor Quispe Palomino, camarada “José”.

De acuerdo con las investigaciones realizadas por el Segundo Juzgado Penal Nacional, la responsabilidad de dicho crimen alcanza a Abimael Guzmán, en su condición de máximo jefe de la organización terrorista.

ANDINA